Aprendizaje por proyectos

null

Es una metodología de aprendizaje en la que los estudiantes adquieren un rol activo y se favorece la motivación académica. El método consiste en la realización de un proyecto habitualmente en grupo.

Talleres

null

Es una modalidad de enseñanza-aprendizaje donde el profesor expone los fundamentos teóricos y procedimentales, que sirven de base para que los alumnos realicen un conjunto de actividades diseñadas previamente (acorde con el tema tratado) teniendo como fin la elaboración de un producto tangible. Esta vinculación con la práctica les conduce a una mejor comprensión de tema tratado.

Es una metodología caracterizada por la interrelación entre la teoría y la práctica.

Aprendizaje cooperativo y colaborativo

null

El aprendizaje cooperativo es un tipo de aprendizaje que permite que cada alumno aprenda junto a sus compañeros, en lugar de una manera individual. Los grupos de alumnos no suelen superar los cinco miembros. El profesor es quien forma los grupos y quien los guía, dirigiendo la actuación y distribuyendo roles y funciones.

El aprendizaje colaborativo es similar al aprendizaje cooperativo. Ahora bien, el primero se diferencia del segundo en el grado de libertad con la que se constituyen y funcionan los grupos. En este tipo de aprendizaje, son los educadores quienes proponen un tema o problema y los alumnos deciden cómo abordarlo.

Flipped Classroom o Clase Invertida

null

Es un modelo pedagógico en el que los alumnos participan de la clase desde su casa a través de medios interactivos. En la clase ponen en práctica lo aprendido, desarrollando proyectos en equipo con sus compañeros.

Debates

null

Debatir implica competencias como: saber hablar, transmitir ideas y opiniones, saber escuchar, compartir posturas, rebatir y estar preparados para cambiar de opinión.

Mapas conceptuales

null

Es una técnica gráfica con la que organizamos las ideas a partir de una imagen central y desde la que se generan nuevas ideas acompañadas de otras imágenes que se relacionan con la idea central. Un aprendizaje visual permite reforzar la comprensión, invita a integrar nuevos conocimientos, ayuda a depurar el pensamiento… Es una técnica que favorece el desarrollo de la creatividad.

Aprendizaje basado en problemas

null

El aprendizaje basado en problemas es un proceso de aprendizaje cíclico compuesto de muchas etapas diferentes, comenzando por hacer preguntas y adquirir conocimientos que, a su vez, llevan a más preguntas en un ciclo creciente de complejidad.

Poner en práctica esta metodología no supone sólo el ejercicio de indagación por parte de los alumnos, sino convertirlo en datos e información útil. De acuerdo con muchos pedagogos, las cuatro grandes ventajas observadas con el uso de esta metodología son:

El desarrollo del pensamiento crítico y competencias creativas.

La mejora de las habilidades de resolución de problemas.

El aumento de la motivación del alumno.

La mejor capacidad de transferir conocimientos a nuevas situaciones.

Gamificación

null

Mediante la gamificación los niños trabajan las diferentes problemáticas a través de dinámicas propias de juegos y videojuegos. Se aplican mecánicas de entornos lúdicos en un entorno normalizado, de manera que se integran ambos contextos, ayudando a fomentar la atención y el aprendizaje cooperativo.

Aprendizaje basado en el pensamiento

null

Thinking Based Learning.

Más allá de memorizar contenidos hay que enseñar a los alumnos a trabajar con la información que reciben. Enseñarles a contextualizar, analizar, relacionar, argumentar… En definitiva, convertir información en conocimiento.

El objetivo de esta metodología es desarrollar destrezas del pensamiento más allá de la memorización, desarrollar un pensamiento eficaz.

Aprendizaje basado en competencias

null

Por definición, todo aprendizaje tiene como objetivo la adquisición de conocimiento, el desarrollo de habilidades y la solidificación de hábitos de trabajo. El Aprendizaje Basado en Competencias representa un conjunto de estrategias para lograr esta finalidad.

A través de herramientas de evaluación como las rúbricas, los maestros pueden impartir el currículo académico sin desviaciones del plan de estudios vigente, pero enfocándolo de forma distinta, poniendo en práctica ejemplos reales y, así, transmitiendo a sus alumnos una dimensión más tangible de las lecciones.